Ondas bailarinas

¿Has visto alguna vez cómo baila el sonido? Sí, sí, como lo oyes… !Menuda marcha tienen las ondas sonoras! Anímate, con este sencillo y divertido experimento podrás hacer bailar al sonido.

El sonido se propaga a través de diferentes medios, como puede ser el aire en el caso del sonido que nosotros escuchamos gracias a que el oído transforma las ondas sonoras y acústicas en ondas mecánicas para que nuestro cerebro las interprete de la forma adecuada. 

Pero no todas las ondas se comportan de la misma manera cuando se propagan a través de los diferentes medios. Vamos a aprovechar las características que poseen lo que denominamos fluidos no newtonianos para poder ver cómo se comporta el sonido al atravesar un medio cuya viscosidad varía cuando se le somete a diferentes condiciones, haciendo que se comporte como un material sólido o líquido según sea el caso.

Ingredientes

Maicena, agua, plástico de envolver los bocadillos, altavoz, reproductor de música, tintas de colores.

Protocolo

1. Prepara en un recipiente unas cucharadas soperas de maicena y añade agua. Remueve con la cuchara hasta conseguir una mezcla con el aspecto de un puré. Observarás que cada vez te cuesta más remover la mezcla.. ¡ahí puedes comprobar como el fluido que antes se comportaba como un líquido ahora lo hace como un sólido!

2. Prepara en un recipiente unas cucharadas soperas de maicena y añade agua. Remueve con la cuchara hasta conseguir una mezcla con el aspecto de un puré. Observarás que cada vez te cuesta más remover la mezcla.. ¡ahí puedes comprobar como el fluido que antes se comportaba como un líquido ahora lo hace como un sólido! 

Puedes añadir unas gotas de tinta a la mezcla y verás el efecto tan interesante que consigues.

3. Por último, conecta el altavoz al reproductor de música y dale al play. ¡Prueba con diferentes canciones para ver distintos efectos!

¿Lo has conseguido? ¡Seguro que sí! Aquí te dejamos uno de los muchos vídeos donde puedes ver todo el proceso.

¡Esperamos que nos mandéis muchas fotos y vídeos con vuestros experimentos intrépidos!